Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 4

La Lámpara de José Ruíz Mercado

La primera parte de la obra esta aquí: Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 1
Segunda parte: Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 2
Tercera parte: Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 3

Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 4



MARIO: Lola, mi dulce Lola.
DOLORES: ven, retira las sillas
MARIO: ¿dónde las...?
DOLORES: retíralas, simplemente retíralas
MARIO: de este lado, aquí, como espectadores
DOLORES: Testigos en silencio. Dos sillas, una lámpara
MARIO: Silenciosas. no hablen. No digan, solo observen.
DOLOERS: deja ya de jugar y bésame. Aquí, en el cuello (timbre) volvieron a tocar
MARIO: Iré a ver (Mario se adelanta a la puerta. la abre molesto. una luz desde el piso alarga la figura de Blanca. Sencilla, elegante, sonriente, en la mano izquierda sostiene una lámpara de pilas. Blanca , marmórea, alta y sensual. Mario no se mueve. No pregunta y palidece)
BLANCA: en verdad no quería interrumpir. Disculpen ustedes la molestia. Tenía que ser esta noche.
DOLORES: ¿quién es?
BLANCA: buenas noches, señora
DOLORES: ¿usted timbró?
BLANCA: no vi el timbre
MARIO: ¿Qué se le ofrece?
BLANCA: disculpe, ¿me da permiso de pasar?
DOLORES. desde este sitio no le alcanzo a ver la cara.
MARIO: ¿quién es usted?
DOLORES. no le veo la cara
BLANCA. no le culpo, señora. Su casa luce oscura (se ilumina la cara con la lámpara de pilas) ¿ahora sí, señora? es agradable la habitación. Un acomodo perfecto. Como un aparador de buenas costumbres. Quizá por eso no resulta acogedor. Falta música. Toda casa debiera tenerla. Señora, Dolores, nadie debiera prohibir la felicidad. Un espíritu de prohibición contagia al mundo. Pero vamos, Mario, cierra ya la puerta. Han de disculparme. Cierra la puerta. Así está mejor. Yo te guiaré hacia tu mujer con esta mi lámpara. 
DOLORES: Mario! ¿quién es ella? ¿por qué no replicas a sus mandatos?
MARIO: bueno, la puerta ya no tiene por qué estar abierta. Además yo...
BLANCA: no he ordenado, Dolores, he sugerido. El mandato está en el tono y yo no he utilizado ese tono.
DOLORES: la conoces, es tu amiga. Una amiga tuya, la cual no conozco. Y claro, ¿cómo voy a conocerla?
BLANCA: No se atormente con falsas suposiciones. No soy "su amiga". No soy eso por usted propuesto. Además, Dolores, ¿por qué tanto pendiente ahora?
MARIO: sabe nuestros nombres.
DOLORES. ¿cómo se atreve a decir eso? ¿tan siquiera a mencionarlo? ¿quién es usted? 'cómo se llama?
BLANCA: el conocer un nombre no significa conocer una persona. Valúas en poco la condición humana. Nadie conoce las otras partes del otro. Si acaso las suyas propias. Ah, Dolores, ¿cuántas veces te has preguntado, por qué hice esto? ¿por qué actúe en esa forma? cuando se conoce realmente se desconoce aún más
MARIO: ¿qué la induce a halar así?
DOLORES: ¿por qué habla tanto?
BLANCA: será porque he existido en demasiadas partes
MARIO: se ve usted demasiado joven para dirigirse de esa manera. 
BLANCA: no me han entendido
DOLORES: será porque no sabemos quién es usted
MARIO: ¿como se llama?
BLANCA: los convencionalismos de nuevo
DOLORES: ¡déjese de retóricas!
MARIO: ¿qué busca?
BLANCA: son impacientes
DOLORES: y a usted le encanta hacerse la misteriosa.
MARIO: vamos aclarando esto. Nadie le dio permiso de entrar.
DOLORES: es verdad
BLANCA: Pero ya estoy. Usted cerró
DOLORES: por eso no hay ningún problema. La puerta no tiene llave. Por aquí... (al abrir la puerta se escucha una carcajada. Luz intensa. Música de percusiones, risas, ritos. La gran fiesta) No veo, Mario ¡estoy ciega!
MARIO: Lola (intenta ir hacia ella. Blanca se interpone. Afuera la fiesta es música) ¡Retírese!
BLANCA: con calma, Mario.  Una música de percusiones no es para transforma el ritmo cardiaco. Cierra la puerta, Lola. El carnaval ¿lo ves? una música festiva te ha enceguecido. La alegría de la buena gente.
DOLORES: allá fuera... ¿qué está sucediendo allá fuera?
MARIO: no lo sé. 

QUINTA PARTE AQUÍ

Si este texto te gustó puedes hacer tres cosas:
1.- Comparte en tus redes sociales
2.- Deja tus comentarios
3.- Deja tu correo para que recibas las nuevas obras publicadas.

Recibe las nuevas obras en tu correo