Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 5

Quinta parte de la obra LA LAMPARA de José Ruíz Mercado


Obra de teatro para dos mujeres y un hombre parte 5



BLANCA: El carnaval
DOLORES: ¿eso me encegueció?
BLANCA: esta casa necesita música. (Prende de nuevo la lámpara de pilas. La dirige hacia los pies de Dolores, quien pareciera cubrir la entrada con su cuerpo, como si la puerta no bastara. Blanca alumbra el camino de ella hacia Mario, pero se detiene a la mitad). La luz de la lámpara marca un infinito.
DOLORES: explique eso
MARIO: Sí, esplíquelo.
BLANCA: No tiene caso. La música no tiene tiempo.
DOLORES: responde a un tiempo.
BLANCA: aquella cuyo interés es cubrir una moda. La gente envejece cuando se detiene en el espacio. La música responde a éste, no al tiempo, y se desplaza como la luz. Un cuerpo en el espacio. Lola, está usted demasiado retirada de Mario. Así lo vas a perder. (Dolores camina rápido hacia su esposo. Lo abraza). Temes perderlo. ¿Perder qué? tu seguro de vida. Tu certificado de decencia. Tu propiedad privada. Tu cosa. Tu marido. Puede irse. Dejarte sola. Tienes que atraparlo. Decie es mío porque debe ser tuyo en exclusiva ¿verdad?
DOLORES: ¡No es verdad!
BLANCA: Las puertas, todas, están cerradas.
DOLORES: ahora mismo las abro (va hacia la cocina, intenta abrir una puerta,pero se detiene). Mario ¿quién es ella?
MARIO: no lo sé.
BLANCA: en verdad, Mario, tú no tienes porqué saberlo.
MARIO: ella está angustiada. Quizá le ha golpeado la conciencia, pero ¿quién es usted?
BLANCA: aún no llega el instante.
DOLORES: de seguro desea saber cómo vive Mario. A eso vino. Bueno, tiene dos hijos, pase a verlos. 
BLANCA: los niños no, Dolores.
DOLORES: tiene usted miedo de saber a Mario como padre. ¿Tiene usted miedo?
BLANCA: por favor, Dolores.
DOLORES: ¡confiéselo! quiere a Mario seguro. Tiene usted miedo de su indecisión ante el cariño de sus hijos. Bueno, gáneselo. Ahí duermen un par.
BLANCA: no sea ridícula. Ya es hora de apagar la televisión.
DOLORES: tiene usted miedo. Apague su televisor, señora. Luego viene una lista de seudo-intelectual universitario. Mire, aún no llega el día que enseñen cómo vivir en la universidad.
BLANCA: en eso tien razón. Pero tú en la casa tampoco has aprendido.
MARIO: dejen de alegar. Trato de entender este asunto ¡Entiendan! Trato de entender ¿de entender? quizá ni ustedes entiendan este asunto, pero yo quiero saber la geometría exacta de la luz.
BLANCA: Mario, no menciones eso, no vine por ti.
DOLORES: ¡Ah! ahora lo confiesa. Pero aún no llegaba el momento. Quería conocerlo en su casa. Saber cómo vive. Qué come. Qué sueña. ¿Le dijo cuántos hijos tiene?
BLANCA: no los mencione. No los merece. Me da usted lástima. Lola, usted y todos los que opinan como usted. Siempre temerosos de sí mismos. Siempre a la búsqueda de un premio. 
DOLORES: ¿le platicó Mario lo mucho que me quería hasta antes del aborto? "Lola se portó totalmente diferente" eso dice a diario. Pero yo nunca quise abortar. Soy una mujer decente.
BLANCA: guarde sus celos para otro día. Y si nunca los vuelve a sacar, mejor. Si verdaderamente sabe amar no los saque y olvídese de su decencia.
DOLORES: ¿duda de eso?
BLANCA: lo llamdo por usted decencia es una mierda protegida por la hipocresía. Mujer inútil de convencionalismos plena. ¡Vive! sal de tu muerte por un momento. Sé plena en ti y goza ahora que aún puedes.
DOLORES: esta es mi casa. Esos mis hijos. Ese era mi marido. LLéveselo
BLANCA. Guarda tus celos. No del lo que no es tuyo.
DOLORES: ¡Lléveselo!
BLANCA: lo dicho. Esta casa necesita música.
DOLORES: Años de casada (Dolores toma una silla: la adelanta hacia el público. Se sienta al frente. Toda la acción la lleva a cabo mientras habla). De cuidar las paredes de mi casa. De no ver fuera de ella. Años de seguir una rutina. Años de sentarme a esperar después de cuidarlos, bañarlos. De otra manera ¿cómo ser importante?
MARIO: (Toma otra silla) una pared. Una enorme pared (lo alumbra Blanca) Una pared se detiene frente a mi vida. 

PARTE ÚLTIMA AQUÍ

Si este texto te gustó puedes hacer tres cosas:
1.- Comparte en tus redes sociales
2.- Deja tus comentarios
3.- Deja tu correo para que recibas las nuevas obras publicadas.

Entradas populares