Teatro para mujeres

Parte 5, Acto II de la obra ENTRE MUJERES
Parte 4, Parte 3, Parte 2, Parte 1

Acto 1
Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8, Parte 9, Parte 10






Amelia: ¡ah chingado! ¿cómo hay novedades esta noche verdad? bueno, pues ya que estamos en plan de sinceridad, a mi me gustaría muchísimo que retomáramos todo lo que hemos venido platicando porque hoy se han contado aquí demasiadas verdades completamente falsas.
Elena: ¿qué quieres decir?
Amelia: ¿No es cierto Luisa? tú por ejemplo has mentido. o no sé porque te has adjudicado ese papel, pero yo sé perfectamente quién lo hizo y por qué.
Elena: ¿quién?
Hortencia: no quiero saberlo.
Amelia: pero te haría muchísimo bien saberlo.
Carlota: yo tampoco comprendo porqué has mentido.
Luisa: la costumbre.
Carlota: una noche, antes del rosario, en plena casita, teníamos que encontrarnos ahí como otras veces, prendí un cerillo para encender la vela y ahí estaba: la maestra Angeles esperando en la obscuridad.
Amelia: qué susto se llevaría la pobre!
Carlota: se me acercó y me dijo: no sabe cuánto he rezado para que no fuera usted la que llegara, sabía que tú te veías ah´con alguien y me dio a escoger: o  éramos expulsadas las dos, con el consiguiente escándalo o sólo eras expulsada tú de una forma más discreta.
Luisa: ventaja de las palancas.
Carlota: tus comentarios salen sobrando y no son ingeniosos. La madre superiora escogió la segunda opción, era la mejor para el colegio, pero hacía falta una prueba que te acusara exclusivamente a ti.
Hortencia: y me sacrificaste.
Carlota: estabas condenada de todas formas y para mí significaba mucho poder graduarme.
Hortencia: para mí también, para mi también.
Carlota: Sabía dónde escondías tu diario.
Amelia: yo te vi tomarlo
Carlota: y que nos citabas a todas con nombres falsos, estaba segura que no me delatarías.
Hortencia: no consigieron arrancarme tu nombre, pero me humillaron, llamaron a mis padres, destrozaron mi juventud.
Carlota: lo siento
Luisa: menos mal que tiene buen corazón.
Elena: y además de degollar a su contrincante ¿qué más te exigió la maestra Angeles?
Carlota: nada de lo que te imaginas era demasiado pura para materializar sus fantasías. Vayamos ahora a tu segunda mentira de la noche, la más absurda.
Luisa: ¿lo consideras imprescindible?
Carlota: sí.
Luisa: antes me pareció ver en tus ojos que aceptabas el arreglo, yo cargaba con todo y tú te quedabas callada.
Carlota: sí, pero al final perdería emoción no me conviene.
Luisa: adelante.
Carlota: no, rectifica tú.
Elena: yo no entiendo nada.
Amelia: yo menos.
Elena: ¿se pueden explicar mejor?
Luisa: lo que dije antes de tu marido ¡ay me hubiera encantado que fuera verdad! pero no fue así, bueno, si nos encontramos por casualidad hará cosa de un año, pero es falso que siempre se vuelve al primer amor, entre nosotros todo estaba terminado. Pero, bueno, es que él me habló de no iban muy bien las cosas entre ustedes dos...
Carlota: Lo que intenta decirles es que ha asumido un papel que no le corresponde: la que anda con tu marido desde hace un año soy yo.
Amelia: ¡surprise!
Hortencia: entonces era cierto, me tendiste una trampa.
Carlota: no exactamente.
Hortencia: sí querías hacerle daño a Elena y que se enterara de todo y me utilizaste a mí.
Elena: ¿me pueden dejar un momento a solas con Carlota por favor?
Amelia: ¿qué?
Luisa: ¿irnos ahora?
Amelia: ¿perdernos nuestro gran final?
Luisa: ¡ni madres!
Amelia: ¡pelas!
Elena: esto es algo entre Carlota y yo exclusivamente.
Hortencia: no, a mí también me atañe.
Amelia: Imagínate un encuentro enre Hila Clinton y Mónica Lewinsky en la Casa Blanca.
Elena: sospecho que no van a oir cosas m agradables.
Luisa: eso esperamos
Carlota: cariño me da igual.
Elena: mira no me digas cariño y si a ti te da igual imagínate a mi.
Amelia: mira, nosotras nos vamos a sentar tranquilitas ahí, en el sofá, ustedes hacen como que ni nos ven y se parten la madre a gusto.
Luisa: aquí tienen las reglas: se permiten golpes bajos, arañazos, sacar los ojos todo.
Carlota: no es para tanto.
Luisa: y primer round.
Hortencia: ¿no pueden tomar nada en serio?
Luisa: hay cosas que mejor no, siéntate, bueno muchachas que gane la mejor.


Continua aquí

Si este texto te gustó puedes hacer tres cosas:
1.- Comparte en tus redes sociales
2.- Deja tus comentarios
3.- Deja tu correo para que recibas las nuevas obras publicadas.

Entradas populares