Obra de teatro corta para cuatro hombres y dos mujeres


Esta es una obra de teatro corta para cuatro hombres y dos mujeres, dura aproximadamente 5 minutos y para la escenografía solo se requiere una mesa y un par de sillas, es perfecta para presentarla en la clase de teatro. Si es necesario se puede cambiar el sexo de los personajes, puede ser una mesera en lugar de un mesero y una cajera. 



Obra de teatro corta para cuatro hombres y dos mujeres



Pay de limón

de Tania Ruíz

Personajes:

Pareja de enamorados
Mesero
Cajero
Dueño del negocio
Mamá del dueño


(Pareja terminando de comer en un restaurante)


Novio: ¿Entonces saliendo de aquí, vamos a mi casa? Estaremos solos....
Novia: ¡Cómo eres! No sé, lo voy a pensar. Oye qué rico estuvo el pay de limón
Novio: Sí, casi tan rico como el que prepara mi mamá.
Mesero: Aquí tiene la cuenta
Novio: ¿Qué? $500 pesos por dos pays de limón y dos cafés! La última vez que vinimos fueron $100 pesos con todo y propina
Mesero: Pues entonces vinieron antes de que aumentara el precio de los limones
Novia: Oiga, pero no se necesita un kilo de limones para hacer un pay, ¿qué le pasa?
Mesero: yo solo traigo la cuenta, señorita, si gusta le hablo al cajero
Novia: Pues sí, esto es un robo, por eso tienen el lugar tan solo, ¿a quién se le ocurre cobrar 500 pesos por esto?
Mesero: ¡Chente! ¡te hablan!
Chente: ahora qué paso?
Mesero: otros que no quieren pagar
Chente: ¡uy! Deja le hablo a la polícia
Novio: oiga, yo no dije que no quiero pagar, solo digo que es un abuso que me cobren 500 pesos por dos trozos de pay de limón y dos cafés.
Chente: pues ese es el precio, señor, por qué no preguntó antes de pedir.
Novio: porque vengo a este café desde hace mucho tiempo y nunca me habían cobrado tanto!
Chente: pero es que subieron los limones
Novia: ya sabemos.
Novio: ¿podemos llegar a un acuerdo?
Chente: pues yo creo que no, porque ustedes ya se comieron el pay ¿qué vamos a acordar? ¿qué lo devuelvan?
Novio: pues si quiere lo hago
Novia: ¡no seas cochino!
Novio: mire, por mí llame a la polícia, no voy a pagar eso, ni siquiera traigo 500 pesos
Chente: pues cuánto trae?
Novio: Pues 100
Chente: no, con eso no alcanza. Si acaso le puedo hacer un descuento del 10%
Novia: pero eso son 50 pesos menos.
Mesero: la cantidad exacta de mi propina
Novio: ¡El kilo de limones cuesta 70 pesos! Mire le doy cien y diga que le fue bien.
Chente: No pues me corren, joven, yo tengo que dar cuenta exacta al dueño del negocio.
Novio: ¿y puedo hablar con el dueño?
Dueño del negocio: ¿Algún problema Chente?
Chente: pues estos jóvenes se niegan a pagar la cuenta
Mesero: y de seguro que no van a dejar propina, y mire que los atendí muy bien.
Novio: no me niego a pagar, sólo quiero llegar a un acuerdo, ¿disculpe, usted quién es?
Dueño del negocio: el dueño, a ver, dame la cuenta.... mmm, pues está muy claro, son 500 pesos
Novia: eso es lo que queremos negociar, queremos que nos haga un descuento.
Novio: es absurdo que nos cobre tanto, es un abuso.
Novia: le damos $100 pesos y mi novio lava los trastes.
Dueño: mire señorita, qué más quisiera yo que cobrarles menos, pero la vida y el negocio no funcionan de esa forma. Podría hacerles un descuento del 10%
Novia: ¿es la única opción? ¿descontarnos el 10%?
Dueño: pues también le puedo hablar a mi abogado, pero no vale la pena comenzar un pleito por 500 pesos. ¿Qué celular trae? Puede dejarlo empeñado y pagar en dos plazos
Novio: o puedo demandarlo ante la PROFECO por abuso
Dueño: ¿cuál abuso? Cuando ustedes ordenaron, vieron el precio del pay y no pusieron objeciones
Mesero: No, señor, no tenemos menús con los nuevos precios, solo pregunté que querían, pero no les dije cuánto costaba el pay.
Dueño: bueno, en ese caso, podemos llegar a un acuerdo. Solo por esta ocasión, voy a cobrarle 300 pesos.
Novia: gracias por el descuento, pero insisto, no se necesita un kilo de limones para hacer un pay. Le pagamos 100 pesos y le compro un kilo de limones, se lo traigo mañana sin falta.
Dueño: 250 y me pagan 100 ahora y 150 mañana, pero me dejan empeñado el celular, ¿si es bueno verdad?
Novio: ¡no le voy a dejar mi celular!
Mesero: la propina no está a discusión, es el diez por ciento de 500 pesos
Novia: ¡la propina es opcional!
Mesero: no cuando mi sueldo es menor al salario mínimo, mire señorita, ya me estaba haciendo ilusiones, con esos cincuenta pesos completo para comprarme unos tenis.
Novio: ¡cobra tan caro y no paga ni el mínimo!
Dueño: el salario de mis empleados no está a discusión! Mire, pagueme 200 y asunto arreglado.
Chente: a ver joven ¿estuvo rico o no estuvo rico el pay?
Novio: la verdad sí.
Chente: ahí está el detalle, le estamos cobrando el sabor, no los limones usados en el pay
Dueño: ¡yes! Eso es todo Chente, chócala.
Novio: pero... es que....
Novia: pero el pay siempre ha estado rico y nunca habían cobrado tanto.
(Entra la mamá del dueño)
Mamá: el secreto de ese pay, es que lo preparamos con los limones del limonero de mi jardín. Ese árbol lo plantó mi papá con mucho amor, y siempre ha dado unos limones grandotes, jugosos, perfectos para hacer el pay.
Dueño: ¡Mamá!
Novio: ¡o sea que los limones le salen gratis!
Dueño: ese no es el punto.
Novio: tiene razón, el punto es que usted es un abusivo, nos vamos y sin pagar.
(El mesero y Chente se ponen de barrera)
Mamá: ¿ahora que hiciste?
Dueño: nada
Novia: quieren cobrarnos 500 pesos por dos rebanadas de pay
Mamá: ¡pero si yo te lo vendo en 50 pesos y completo!
Dueño: mamá, es la ley de la oferta y la demanda. El limón subió de precio y hay que aprovechar las oscilaciones del mercado.
Mamá: aprovechar, nada, lo único que vas a lograr es quedarte sin clientes. Cobra lo justo y déjate de tonterías.
Dueño: Son 200 pesos.
Novio: Le pago 150 incluyendo la propina.
Dueño: Esta bien.
Novio: préstame 50
Novia: ¿qué?
Novio: por favor, te los pago mañana
Novia: bueno.
(pagan)
Mesero: gracias por venir, esperamos que regresen pronto y que su experiencia haya sido satisfactoria, ¿ya nos siguen en nuestra página de facebook?
Dueño: ¡Miguel!
Mesero: usted, me dijo que dijera eso...
Dueño: sí, pero... olvídalo.


Fin

Si este texto te gustó puedes hacer tres cosas:
1.- Comparte en tus redes sociales
2.- Deja tus comentarios
3.- Ayudar a que este sitio continúe: dona 10 pesos mexicanos por tres meses (solo 30 pesos hacen la diferencia) ¡así puedo seguir escribiendo teatro para publicarlo gratis en la web!


**Paypal es una plataforma segura, te hará un cargo automático a tu tarjeta durante 3 meses solamente.
¡Gracias por tu apoyo!

Entradas populares