TEATRO PARA TRES MUJERES

          DIVORCIADAS, EVANGÉLICAS Y VEGETARIANAS es una comedia para tres actrices, del dramaturgo Gustavo Ott.

         Argumento: Beatriz y Gloria se encuentran esperando el metro, comienzan una plática sobre hombres y amantes. Gloria acapara la conversación: para ella, los hombres son una mierda (claro, sale con uno casado). Beatriz está decepcionada porque se divorció y está sola. Unas horas después de conocerse se van al cine, en donde Beatriz conoce al amante de Gloria y se besa con él. Gloria le hará pagar caro su error... bueno, no tan caro.

       Personajes: Gloria, Meche y Beatriz.

      La historia es divertida, se habla del amor, de la soledad, del divorcio, los tabúes. La escenografía es muy sencilla (para la estación del metro y el cine basta con pocos elementos o espacio vacío)  y el vestuario es actual. 


Lo puedes descargar desde este enlace a continuación te dejo el inicio de la obra para que decidas si descargarlo o no.

ESCENA 1
Andén de estación de metro.
Ruido de tren que se aleja. Viento.
En escena Beatriz, quien se mira las manos y camina de un lado a otro.
Se ve en un espejo. Pausa. Intenta llorar, pero se contiene. Se seca los ojos.
Entra GLORIA, cargando dos bolsas. Está furiosa.
GLORIA: Perro asqueroso. Maldito gusano peludo. Rata inmunda de cañería,
puerco sucio, serpiente. (A Beatriz.) ¿Te imaginas?
BEATRIZ: ¿Disculpa?
GLORIA: ¡Qué bolas tiene! Pero... ¡Qué bolas más grandes! Tiene las bolas como
dos montañas. Así... ¡Qué bolas..! ¡Qué bolas! ¡Qué bolas tiene..!
BEATRIZ: ¿Quién?
GLORIA: Llega tarde, el hijo de puta. El hijo de puta llega tarde. Primero me
pide que vaya al hotel, que me necesita en la cama. Y yo... Yo voy porque soy
muy... Entonces viene y... viene y llega tarde. (Fuma.) ¡Qué bolas! ¡Llega tarde!
Y, me dice que no voy a ir a la fiesta con él. (Camina a un lado rápidamente.) ¡A
la fiesta! ¡Que no voy a la fiesta! (Vuelve violenta.) ¡Y ni siquiera esper6 que me
quitara la ropa para decírmelo! ¿Entiendes?
BEATRIZ: Yo...
GLORIA: No, claro que no entiendes. No entiendes nada. ¡Qué vas a entender tú!
(A un lado.) Quiere ir solo a una fiesta... ¿Ah? (A Beatriz.) ¿Pero, has oído alguna
vez en tu vida alguna frase más imbécil que ésta? (No encuentra cigarrillos. Voz
de hombre rata.) “Mi amor, es que necesito estar solo en la fiesta”. “Solo”.
“Sólito”. (Alto.) ¡Con la otra idiota es que va a estar! (Beatriz le da un
cigarrillo.) Gracias, no fumo. (Lo enciende. Fuma.). Son iguales... Igualitos
todos. (Pausa. Respira.) Perdona todo esto... Pero es que estoy... (En tono
normal.) Y tú… ¿cómo te llamas?
BEATRIZ: Beatriz.
GLORIA: Que bonito nombre. Yo Soy Gloria. ¡Hola! ¿Qué crees?
BEATRIZ: ¿De qué?4
GLORIA: Que quiere ir solo. Dice que quiere ir solo. ¿Qué crees?
BEATRIZ: Que anda con otra...
GLORIA: Sí. Claro. Sin dudas. Por supuesto, evidentemente.
BEATRIZ: ¿Es tu marido?
GLORIA: No es nada, porque lo acabo de mandar al carajo. Que se busque otra
idiota. Yo no soporto más.
BEATRIZ: No le hagas caso. Seguro que esta noche te llama...
GLORIA: No soy estúpida. No soy animal. Si me llama lo mando al infierno, Betsy,
te juro...
BEATRIZ: Beatriz...
GLORIA: Porque no es la primera vez, Brunilda... No es la primera. Yo lo paso
una vez, lo pasé la segunda. Pero ya van diez. Antonia...
BEATRIZ: Beatriz...
GLORIA:(Alto.) Beatriz, Beatriz, Beatriz... (A lo suyo.) ¡Diez veces, lo he
contado, amiga, diez veces, con estos dedos que han de arañarle la cara hasta
sacarle los testículos!
BEATRIZ: ¿Por la cara?
GLORIA: No me importa que sea difícil, pero... No me lo vuelve hacer. Ni que me
invite a Ganímedes. Ni que me llame. Ni que me busque por... (De pronto
recuerda algo.) ¡Los zapatos! (Saca de su bolso un par de zapatos rojos de tacón.
Suspira.) ¡Menos mal! Como salí corriendo, pensé que los había dejado. Tengo la
sensación de que he olvidado algo en alguna parte. ¿Qué te parecen?
BEATRIZ: Bellos. Con un vestido negro.
GLORIA: Exactamente.
BEATRIZ: Y unas medias de seda, gris claro. Los acabo de comprar.
GLORIA: Me los iba a poner en la fiesta...
BEATRIZ: (Coge los zapatos. Nostálgica.) Para unos zapatos lo que sobran son
fiestas. Tuve un tiempo en que no paraba de bailar...5
GLORIA: ¡Y yo! Que no puedo ver un semáforo porque me creo en una discoteca.
No paso un fin de semana en mí casa desde que tenía once años.
BEATRIZ: Pero lo bueno se quedó tan lejos, que uno termina por creer que no ha
vivido.
GLORIA: Pero es que esta fiesta es especial. Se casa su hermano. Mi cuñadito.
Tengo semanas buscando un vestido y unos zapatos fabulosos para ir a ese
matrimonio... Si vieras el vestido. Abierto por aquí. (Señala el busto, muy
exagerada la Gloria.) Todos me iban a mirar.
BEATRIZ: Mirar qué. Si ya estaba todo mostrado.
GLORIA: Y yo de negro, negrísimo.
BEATRIZ: Ve sola.
GLORIA: Si pudiera...
BEATRIZ: ¿No conoces al novio?
GLORIA: Claro que sí. Fue mío primero.
BEATRIZ: ¿Entonces?
GLORIA: Lo que me indigna es que me vea cara de idiota.
BEATRIZ: No vayas.
GLORIA: Si no voy van a creer que estoy sufriendo. Y yo quiero que me vea como
una estrella.
BEATRIZ: ¿Quién? ¿El hermano o él?
GLORIA: Los dos.
BEATRIZ: ¿Para qué?
GLORIA: Para que sepan de lo que se pierden.
BEATRIZ: Quizás por eso, tu novio no quiere que vayas, para que no veas a su
hermano...
GLORIA: No es eso. Es por su esposa.
BEATRIZ: ¡Ah! (Molesta.) Tu novio es casado.
GLORIA: La mosquita muerta de su esposa, la serpientica de dos cabezas es la
culpable. El no la quiere.
BEATRIZ: Claro que no la quiere, si anda contigo.
GLORIA: Eso digo yo.
BEATRIZ: Eso dicen todas.
GLORIA: No la quiere. Se casaron muy jóvenes.
BEATRIZ: Una se casa siempre joven...
GLORIA: ¿Eres casada?


Para seguir leyendo descarga el texto aquí

8 comentarios:

  1. es muy fea xq no encontramos nuestro trabajo...........................fuck you

    ResponderEliminar
  2. dura muy poco uacala :p

    ResponderEliminar
  3. es muy pero muy corta no es divertida

    ResponderEliminar
  4. que bobada estoy buscando algo mas hemosionante..........

    ResponderEliminar